Este pasado fin de semana, unos amigos y yo decidimos coger un tour para ir a ver una de las famosas cuevas de hielo de Islandia. Están situadas al sureste de la península, con lo que hacer el viaje en un día sería demasiado agotador. Por este motivo, decidimos alquilar un coche para los dos días y hacer un tour por nuestra cuenta antes de visitar la cueva de hielo. Al estar la cueva en el sureste, decidimos hacer ruta por el sur de la isla, parando en los lugares más llamativos hasta llegar a nuestro destino. El primer día tuvimos mucha suerte porque nos hizo muy buena temperatura e incluso había sol. El segundo tuvimos menos suerte con el tiempo, pero aún así ha sido un gran fin de semana.
Completo fin de semana incluyendo una visita a la cueva de hielo

Dejamos Reykjavík a las nueve de la mañana del sábado, iniciando nuestro gran viaje de fin de semana. La primera parada fue "Seljalandsfoss", la cascada que puedes atravesar por detrás. En época de nieve como estamos, esto es imposible puesto que el suelo estaba lleno de hielo, con lo que no era seguro. De todas formas, es muy bonito ver estos paisajes. 
Completo fin de semana incluyendo una visita a la cueva de hielo

Después de esta impresionante cascada, era el turno de "Skógafoss", conocida como la cascada del arco iris. Ya la visité anteriormente en verano, pero siempre es impactante ver estas muestras de la naturaleza en cambios de temporada, por lo que tocaba verla en invierno.
Completo fin de semana incluyendo una visita a la cueva de hielo

Tras ver estas dos famosas cascadas, era el turno de conocer la playa de "Sólheimasandur", donde se encuentra el famoso avión abandonado. El avión es un modelo Navy R4D-9 del ejército de la marina de Estados Unidos, el cual tuvo un accidente el 24 de Noviembre de 1973. Tras un problema en su fuselaje, tuvo que aterrizar de emergencia en la playa de "Sólheimasandur", en el sur de Islandia, sin tener que lamentar pérdidas humanas. Es un lugar en el que siempre hay turistas y es que, merece ser visto. Se encuentra a orillas de una bonita playa de arena negra. 
Completo fin de semana incluyendo una visita a la cueva de hielo

Justo al lado de esta playa, se encuentra otra llamada "Vík í Mýrdal". Aunque nos hizo muy buen tiempo, en Islandia no puede faltar el viento y, por tanto, al estar en una playa, tampoco las olas. Por esta razón, no pudimos pisar la arena de esta playa, sino que la vimos desde arriba, desde la montaña, obteniendo maravillosas vistas de la playa. Desde esta montaña, pudimos observar gran variedad de aves volando sobre las rocas de esta bonita playa.
Completo fin de semana incluyendo una visita a la cueva de hielo

Justo al lado de este pequeño monte, había uno mucho más grande, llamdo monte "Reynisfjall". Para subir a la cima de dicho monte, se puede ir a pie e incluso en coche 4x4. Eso sí, el ascenso es muy empinado y algo peligroso. Se comenta que es uno de los caminos más empinados de Islandia. Nosotros subimos hasta la mitad en coche, y la otra mitad andando, puesto que no es muy seguro subir hasta arriba con el coche. Cierto es que lo pasamos un poco mal subiendo el camino en coche, porque es un carril estrecho, con acantilados y sin vallas. Pero como todo en Islandia, mereció, y mucho, la pena. 
Completo fin de semana incluyendo una visita a la cueva de hielo  

Tras bajar la mitad del monte andando y la otra mitad de nuevo con el coche, nos dirigimos al alojamiento que reservamos para pasar la noche, situado en "Kirkjubæjarklaustur", un pueblo de unos 160 habitantes. Tras descansar después de un completo día, tocaba volver a la carga con el segundo y último día de viaje. Debíamos estar en el Glaciar "Jökulsárlón" a las nueve de la mañana porque nuestro tour hacia la cueva de hielo empezaba media hora más tarde. Para ello, salimos desde nuestro alojamiento a las siete de la mañana. Tardamos una hora y media aproximadamente en llegar a dicho glaciar.

Completo fin de semana incluyendo una visita a la cueva de hielo

Es el mayor y más conocido lago glaciar de Islandia y está situado en el extremo sur del Glaciar Vatnajökull, entre el Parque Nacional Skaftafell y la ciudad de Höfn. Después de ver este bonito lugar, tocaba montarnos en el Super Jeep dirección a la cueva de hielo. Si los paisajes de este país ya impresionan por sí solos, los coches que utilizan también te dejan asombrado.
Completo fin de semana incluyendo una visita a la cueva de hielo 

Después de unos 20 minutos montados en este Gran Jeep y con un guía muy simpático, el cual nos contó anécdotas del país, de paisajes, animales y hasta nos cantó una conocida canción islandesa, era hora de empezar la ruta por la cueva. Nosotros fuimos a la llamada Cueva de Hielo Glaciar, que es una cueva formada enteramente de hielo. También es conocida como "Crystal cave". Allí nos dieron cascos y crampones, con lo que íbamos muy protegidos.
Completo fin de semana incluyendo una visita a la cueva de hielo

Esta cueva es una absoluta maravilla. Lo único que me descontenta en estos momentos es que tengo un montón de buenísimas fotos de este grandioso lugar, pero no puedo incluir todas para mostrarlas, por lo que tenéis que ir a visitar este lugar. En serio, yo me quedé sin palabras, alucinante. 
Tras una hora, hora y media andando y arrastrándote por este maravilloso lugar (el hielo va bajando y tienes que andar agachado o tumbado para avanzar), volvimos a montarnos en el Super Jeep de nuevo dirección al glaciar. El único inconveniente de estas cuevas es que el hielo va formándose según diversas maneras, con lo que no recomiendo visitarlas a las personas con claustrofobia debido a que no hay mucho espacio en el que moverse. Justo al lado de dicho Glaciar, se sitúa la conocida "Diamond Beach", debido a que es una playa de arena negra con grandes placas de hielo simulando cristales por todas partes. 
Completo fin de semana incluyendo una visita a la cueva de hielo

Después de una magnífica mañana, tocaba volver a Reykjavík para acabar el viaje, no sin antes pararnos por el camino para contemplar aves, caballos islandeses, vacas, ovejas e incluso renos. Sin embargo, estos últimos no son tan cariñosos como los caballos. Si un caballo islandés en mitad del campo ve a gente, lo normal es que se acerque, mientras que los renos corren en dirección contraria a la gente. Por esta razón es difícil encontrarlos a tu lado. Nosotros, como ya he dicho, tuvimos suerte y pudimos ver gran variedad de animales. Por el camino de vuelta, además de parar para fotografiar bonitos lugares, no quisimos pasar la oportunidad de visitar el Parque Natural de "Svínafellsjökull". Esta lengua glaciar es uno de esos paisajes de la naturaleza que te hacen sentir libre y muy afortunado de estar allí. "Svínafellsjökull" pertenece al gigantesco glaciar Vatnajökull. 
Completo fin de semana incluyendo una visita a la cueva de hielo

Una vez visitados todos estos magníficos lugares, seguimos el viaje a la capital. Llegamos sobre las ocho de la tarde, con lo que tocaba cenar y dormir para descansar después del largo y completo fin de semana. Sin duda ha sido un gran viaje y lo volvería a hacer con los ojos cerrados. Cada vez estoy más de acuerdo con que todo en este país es alucinante y digno de contemplar.

 

被认证的Guide to Iceland本地人可以免费体验冰岛旅行团,并分享出体验反馈。  这篇文章是针对这个 瓦特纳冰川蓝冰洞探秘旅行团|自驾到冰河湖与向导集合 旅行团的评论。你可以私信我们的本地人,获取更多关于这个旅行产品的信息。

联系 Andrea